Aragón Open Future_ | Actualidad

La importancia de la comunicación online en la estrategia de retail (II)

Ya sabemos qué es un Social Media Plan, ahora es el momento de trabajar en la estrategia global de redes sociales que se adecuen a tu negocio y te ayuden a alcanzar tus objetivos de negocio a través de una estrategia de comunicación.

  • La importancia de la comunicación online en la estrategia de retail (II)
  • 24/07/2018

Tras la definición del Social Media Plan, es hora de elaborar una estrategia de comunicación digital.

 

A continuación, veremos en detalle cada uno de estos apartados:

1- Investigación previa: interna y externa
Este análisis tiene como objetivo conocer la situación de la empresa respecto al sector, es decir, ¿dónde se encuentra? No es lo mismo crear una estrategia para una empresa líder que para una que recién está entrando en el mercado. Será necesario indagar en la historia de la empresa, sus directivos y trabajadores, así como en aspectos delicados que debamos tener en cuenta a la hora de comunicar, como puede ser un posicionamiento político o social. Por otro lado, debemos ahondar en los productos y servicios que ofrecen, conociendo cada detalle de ellos: ¿qué materias primas utilizan? ¿cómo es el proceso de fabricación? Solo por mencionar algunos aspectos. Por último, será importante hacer un análisis de las acciones ya realizadas y sus resultados, además de evaluar a las marcas que puedan ser referentes para la empresa por sus valores, identidad o el estilo de comunicación que utilizan. Para realizar el análisis interno y externo, te recomendamos realizar un análisis DAFO. Este te permitirá ser consciente de las debilidades y fortalezas internas de la empresa, así como las amenazas y oportunidades externas.

2- Objetivos: ¿qué queremos conseguir?
Antes de ponernos a pensar en las acciones a realizar, es fundamental saber qué queremos lograr. ¿Notoriedad? ¿Crear comunidad? ¿Llevar tráfico a la página web? Tus objetivos tienen que ser medibles, ya sea mediante KPIs para aquellos cuantitativos o a través de encuestas a usuarios para los cualitativos, además de estar alineados con la estrategia de marketing general de la empresa. Por otro lado, tienen que ser realistas y alcanzables, además de ser claros y concisos.

3- Target: ¿a quién nos dirigimos?
Definir un público objetivo es prioritario si quieres crear una campaña efectiva, pero ¿cómo determinar un público objetivo?

Modelo buyer persona: consiste en convertir a un segmento de la población en personas ficticias con nombres, gustos, aficiones y personalidades, entre otras características que nos ayuden a entender a quién nos dirigimos y cuáles son sus necesidades.
Segmentación por tribus urbanas: tiene como objetivo agrupar a personas con características en común y detectar lo que los une. Mientras más detallada sea tu descripción, más precisión lograrás en tu propuesta.
Insights: consiste en detectar verdades humanas que comparten un grupo de personas y que los hace sentir identificados. La clave está en identificar esas verdades y utilizarlas para llegar a ellos.

4- Estrategia
En términos generales, la estrategia consiste en decidir en qué redes sociales estaremos presentes, el tono que se utilizará y el plan táctico que se llevará a cabo.

La selección de las redes sociales: para tomar esta decisión habrá que analizar cómo de activo es nuestro público objetivo en cada red, la naturaleza de la marca, los recursos con los que se cuenta, tanto humanos como materiales, y los objetivos previamente establecidos.
El tono: esto se verá fuertemente influido por la persona a cargo de las redes. En lo posible, esta persona debiese ser siempre la misma. Si bien el tono puede variar entre una red social y otra, debiésemos lograr cierta coherencia en la forma de comunicarnos: ¿Tratamos de tú o de usted? ¿Hablamos en segunda persona de singular o de plural? ¿Nos mostramos cercanos o informativos? ¿Utilizamos muletillas, emojis, memes? Por otro lado, es importante mantener un estilo acorde a la imagen corporativo tanto en las publicaciones como en las creatividades.
El plan táctico: aquí definiremos el tipo de contenidos, es decir, qué porcentaje de las publicaciones provendrá de contenido propio, de terceros, de curetaje, entre otras cosas, además de los formatos a utilizar. Y se definirá la periodicidad y las acciones puntuales que se realizarán, como por ejemplo concursos, sorteos, etc.

5- Medición y evaluación
Aquí deberemos generar informes mensuales con los KPIs elegidos e informes de acciones puntuales para ver cómo han funcionado y lo que se ha conseguido con ellas.

Y ahora, te invitamos a crear tu propio Social Media Plan implementando todos los puntos previamente mencionados.