Aragón Open Future_ | Actualidad

La importancia del packaging: La venta en un ecommerce no acaba con el pago del producto

Tras la venta en un ecommerce, el primer contacto que el cliente tiene con el vendedor es el paquete. Por eso, el packaging juega un papel fundamental para ofrecer al usuario una experiencia de compra única y poder fidelizarlo.

  • La importancia del packaging: La venta en un ecommerce no acaba con el pago del producto
  • 13/04/2018

Estudios señalan que el 34% de los consumidores modifica la imagen de marca que tiene por el packaging.

Cuando se realiza una compra a través de un ecommerce se pierde la relación directa entre retailer y comprador. El primer contacto que existe entre ambos es el paquete que el usuario recibe con su compra. Por eso, parece obvio que el packaging deba jugar un papel fundamental para que la primera impresión sea lo mejor posible. Y es que el retailer no tendrá otra oportunidad ni segunda oportunidad de volver a causarla.

 

Los clientes buscan experiencias de compra únicas, diferenciales, y el packaging es una oportunidad única de ofrecérsela para un ecommerce. Ya no basta con una simple caja de cartón. El embalaje deber ser el punto clave para una experiencia satisfactoria. Una experiencia que se puede convertir en un nuevo seguidor para acabar siendo un cliente fiel e, incluso, un embajador de la marca. Porque el proceso de compra y la relación vendedor-cliente no acaba con el pago del producto. Hay que aprovechar la ilusión con la que el consumidor espera la llegada de su paquete.

 

No en vano, un estudio de Dotcom afirma que el packaging tiene un gran impacto en las ventas y en cómo los usuarios reaccionan ante los embalajes: un 60% de los consumidores comparten una foto del producto en las redes sociales si su caja o presentación es bonita.

 

Señala también que el 34% de los consumidores modifica la imagen de marca que tiene por el packaging, siendo un 61% aquellos que la ven más exclusiva, y un 41% los que indican que les hace más ilusión recibir un paquete.

 

Entonces, ¿cómo debe ser el packaging para conseguir estos objetivos?

 

En términos generales hay que tener muy en cuenta aspectos como la innovación, los colores usados, la tipografía, la forma, los materiales utilizados… Quién sabe, quizás se consiga que ese embalaje no sea desechado sin más y encuentre un nuevo uso en el hogar del comprador.

 

A continuación, te ofrecemos una serie de características que debería tener un buen packaging:

 

     - Visualmente atractivo, tanto al tacto como a la vista. 

 

     - Original, que sorprenda por su forma…

 

     - Que se identifique fácilmente con la marca.

 

     - Interactivo, con elementos que devuelvan al cliente al ecommerce: perfil en las redes sociales, la url a la web, un código QR.

 

     - La personalización es vital, utilizando, por ejemplo, el nombre del cliente para darle las gracias por la compra.

 

     - Que no sea muy pesado.

 

     - Incluso, se puede incluir un pequeño detalle.