Aragón Open Future_ | Actualidad

KPIs que debes controlar en tu comercio para vender más

Los KPIs pueden ayudar al retailer a tener su comercio controlado, a ejecutar procesos más eficientes y, con ello, disminuir costes y aumentar sus ventas.

  • KPIs que debes controlar en tu comercio para vender más
  • 02/03/2018

Personas que entran en la tienda, cuántas de ellas compran, tipo de productos que se venden, ticket medio… son algunos de los indicadores que hay que controlar.

El sector del retail es uno de los más competitivos que existen. Para que un comercio, pequeño o grande, sobreviva, es necesario que diversos factores funcionen mes a mes: que las ventas sean mayores, que el número de clientes aumenten (y que podamos fidelizarlos), que los productos sean los adecuados y cuenten con el beneplácito de los usuarios…

 

En definitiva, es necesario que los retailers entiendan todo lo que sucede en y alrededor de su tienda. Para ello, pueden fijarse en una serie de KPIs que le ayudarán a tener su comercio controlado, a ejecutar procesos más eficientes y, con ello, disminuir costes y aumentar sus ventas. Eso sí, Es importante entender que un solo KPI no es representativo a la hora de realizar un análisis dentro del retail, cada uno de ellos va de la mano con otro indicador que permite interpretar la información y darle sentido para la mejora sostenida del negocio.

 

Estos son algunos de los indicadores en los que debemos fijarnos:

 

     - Cuántas personas entran a tu comercio diariamente.

 

Es vital para un retailer medir el número de visitantes que tiene un comercio, tanto a diario, como cuando hay momentos especiales: inicio de temporada, una nueva promoción, rebajas… Con esta medición, se sabrá que está funcionando y qué no y qué podremos mejorar.

 

     - ¿Ese tráfico se convierte en ventas?

 

¿Qué tanto por ciento de los clientes que visitan el comercio acaban comprando algún producto? Según estudios recientes, solo el 30% de los clientes que entrar en una tienda realizan una compra. En función de nuestro porcentaje, podemos plantearnos mejorar aspectos de la tienda, como colocación y distribución de los productos, tipo de productos y precio, métodos de pago…

 

     - Margen Neto y ventas.

 

El principal indicador de un comercio son las ventas generadas en un período de tiempo. Se pueden comparar entre locaciones, tiendas, productos, categorías… El margen neto nos permitirá saber qué gasto hay detrás de cada euro que se ingresa por una venta.

 

     - Categorías y tipos de productos.

 

No todos los productos contribuyen igual a las ventas y al porcentaje de beneficio que dejan. El objetivo es reducir inventario en categorías que no producen ventas y potenciar las mejores. Con este KPI podremos tener mejores planificaciones de inventario, evitar quiebres de stock o acumulación innecesaria de productos.

 

     - Ticket medio.

 

Es una forma de saber cuánto gastan de media los clientes que compran en nuestro comercio y cuántos productos en una misma compra.

 

     - Sell Through.

 

Este ratio es el porcentaje de unidades de mi stock vendidas durante un período concreto y nos indica qué cantidad de inventario puede venderse en un período dado. Se vuelve indispensable cuando se trabaja con productos que se venden solo en un periodo determinado, pues ayuda a la planificación de su venta.

 

     - Grado de fidelización.

 

¿Con cuánta frecuencia nos visitan los usuarios que ya han sido clientes con anterioridad? Para calcularlo, nos podemos valer de tecnologías como WiFi, Big Data… Al identificar a los clientes frecuentes, el retailer puede evaluar sus compras y trabajar en estrategias de fidelización más eficientes y que les otorguen experiencias personalizadas. Tal y como pretendemos con los retos que tenemos en proceso ahora en Aragón Open Future_.