Aragón Open Future_ | Actualidad

Consejos para hacer una buena promoción de producto

Para que una promoción funcione hay que elegir bien el momento y el producto que se quiere dar a conocer. En este post te recordamos algunas estrategias de marketing que siempre han funcionado y que lo van a seguir haciendo.

  • Consejos para hacer una buena promoción de producto
  • 09/06/2017

Artículos promocionales, muestras gratis, degustaciones o programas de fidelización son estrategias de marketing muy útiles para la promoción de un producto.

 

Las promociones son una herramienta de marketing que se ha utilizado a lo largo de la historia ya que siempre ha resultado muy útil al permitir aumentar el target, fidelizar a los clientes o incrementar la visibilidad de la marca en el mercado.

 

Este tipo de acciones se engloban dentro de lo que se conoce como marketing below the line o comunicación no convencional, y se caracterizan por ser prácticas no masivas de marketing, que utilizan soportes diferentes a los habituales, y que están dirigidas a segmentos concretos de población o nichos de mercado específicos. Además, para que funcionen, hacen falta altas dosis de creatividad y sentido de la oportunidad, pues el objetivo es crear unos canales diferentes de relación y comunicación con el cliente.

 

Una buena promoción puede garantizar un incremento de las ventas (los expertos hablan de entre un 5% y un 15% más) en un plazo corto de tiempo. Por ello te proponemos una serie de ideas y estrategias para generar buenas promociones:

 

-Premia la compra: agradécele a tu cliente por adquirir tu producto con algún tipo de descuento para la próxima compra.

 

-Crea programas de fidelización: gratificar a los clientes recurrentes por su fidelidad puede ser la manera más efectiva de conseguir su lealtad.

 

-Entrega muestras gratis: si has lanzado un producto nuevo al mercado o es otra versión que ha sufrido alguna variación, esta es una idea que siempre funciona. Eso sí, hay que tener en cuenta que va a suponer una importante inversión para la empresa.

 

-Obsequia con artículos promocionales: es una de las más utilizadas por la mayoría de marcas ya que permite tener un “detalle” con el cliente al mismo tiempo que das visibilidad a tu marca, pues estos productos siempre llevan impreso el logo de la empresa. Sigue funcionando pero dado que muchos recurren a él, ten en cuenta que deben de ser artículos muy creativos si quieres diferenciarte de los demás.

 

-Organiza concursos o sorteos: procura que sean sencillos, originales y divertidos para tus consumidores y conseguirás generar engagement con ellos. Por supuesto, el premio tiene que ser atractivo para tu público. Tu producto más vendido o servicio más solicitado puede ser la opción más segura para satisfacerles.

 

-Ofrece degustaciones o demostraciones en el punto de venta: la mejor forma de que una persona conozca tu producto es que lo experimente en primera persona. Eso sí, cuanta más información tenga la persona que ofrece o muestra el producto más posibilidades hay de que responda con credibilidad y acierto a las preguntas que pueda tener el público y por tanto que la experiencia del consumidor sea más satisfactoria.