Aragón Open Future_ | Actualidad

Cómo te puede ayudar el neuromarketing a vender más

El objetivo principal del neuromarketing es decodificar los procesos que forman parte de la mente del consumidor, de manera que podamos descubrir sus motivaciones reales a la hora de realizar una compra.

  • Cómo te puede ayudar el neuromarketing a vender más
  • 26/05/2017

Tener en cuenta la emoción, ofrecer un trato personal o crear impactos visuales son algunas técnicas del neuromarketing que pueden ayudarte a aumentar tus ventas.

 

Las marcas y las empresas hace ya un tiempo que se han dado cuenta de que para llegar a los consumidores hay que conectar con sus sentimientos, transmitiéndoles unos valores y unas emociones. Sólo de esta forma se puede captar su atención y recibir un feedback positivo hacia el producto o la marca. Todo esto es lo que se conoce como marketing emocional, y utiliza técnicas como el storytelling para llegar al consumidor tocándole su fibra más sensible, creando historias en las que la marca se presenta dentro de un contexto, pero no es la protagonista de la trama. A raíz de estas técnicas de marketing, surge el neuromarketing,

 

¿Qué es el neuromarketing?

 

Aplica técnicas de investigación neurocientíficas que estudian cómo impactan las diferentes estrategias de marketing en la mente humana. Por medio de esta ciencia se mide la actividad cerebral del consumidor. El objetivo: analizar cómo responde ante diversos estímulos que tienen que ver con todo lo que rodea al proceso de compra, desde un anuncio en televisión hasta la experiencia de compra completa.

 

Se puede considerar neuromarketing al estudio del proceso de la toma de decisiones de los consumidores o potenciales consumidores antes de comprar, mientras están comprando y, por supuesto, después de la compra. Esta disciplina permite encontrar la fórmula más efectiva para mejorar la conversión de los productos y servicios de una marca. Para ello hace uso de estas técnicas propias y de la monitorización de la conducta de los consumidores.

 

Cómo sacarle provecho al neuromarketing

 

Algunas marcas piensan que el bombardeo constante de publicidad sigue siendo la forma de conseguir ventas. Pero realmente hay que preguntarse: ¿qué es lo que le agrada realmente al consumidor?

 

La realidad es que no somos tan racionales y lógicos como creemos sino que somos más bien irracionales y emocionales. Por eso, y para tratar de aprovechar todos los factores que pueden estimular el cerebro y ayudar a aumentar las ventas, presentamos una serie de técnicas básicas que pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso:

 

-Sé visual. El cerebro responde más rápido al estímulo visual. Usa imágenes de calidad y llamativas y atraerás la atención del consumidor. El color del local, la iluminación, los aromas, la textura de las paredes, la señalética, la disposición de los productos… Todo influye en el neuromarketing. Hay que ser consciente de que todo lo que vea y perciba el consumidor a su alrededor será clave para la decisión de compra.

 

-Utiliza la emoción. Emitir mensajes memorables y hacer de la compra una experiencia es otra de las técnicas clave para aumentar las ventas. Evocar sentimientos, generar una sensación agradable, despertar emociones… Si lo consigues harás que para el cliente sea más sencillo recordar tu marca e incluso se enamore de ella.

 

-Hazlo personal. El cerebro reacciona mejor cuando se siente envuelto personalmente en algo. Por un lado, tratar ‘de tú’ al cliente, utilizar un lenguaje natural y hablar de forma directa crea una relación con la marca mucho más cercana y hace más fácil la comunicación. Por otro, en cualquier campaña de marketing siempre funciona mejor no hablar acerca del producto, sino de lo que el producto podría suponer al usuario o qué podría hacer con él.

 

-Sé amable. Aunque parezca obvio, el ser humano es social, le gusta agradar y sentir que gusta. Una sonrisa y buen trato por parte del dependiente siempre ha sido y será fundamental para que los clientes hablen bien de tus productos o servicios. Y, lo más importante, finalicen el proceso de compra con una sensación positiva.